alergia-primaveral

17 mar 5 Claves para prevenir la alergia primaveral

¡Se acerca la primavera! Esa época del año que a muchos nos encanta y que las personas alérgicas al polen tanto temen. Hoy en día se estima que alrededor del 20% de la población española padece algún tipo de alergia, el doble que hace diez años, por lo que los indicios apuntan a que en los próximos años este porcentaje pueda incrementar.

Hace años la alergia solía limitarse a los meses primaverales que coincidían con la polinización de las gramíneas y el olivo. Sin embargo, hoy en día el perfil de las personas alérgicas ha variado y ya apenas un 10% de los que padecen alergia al polen lo padecen hacia un único polen y sus síntomas se padecen cada vez antes.

Por lo tanto, parece que la temporada de la alergia ya ha comenzado. Estos síntomas además, no son sólo percibidos en áreas rurales o en el campo, las plantas arizónicas que son comunes en las grandes ciudades ya han comenzado a ser polinizadas y que junto a las cupresáceas, cipreses, las sabinas y los enebros afectan a prácticamente uno de cada dos personas con alergia.

Los síntomas habituales de esta molesta reacción de nuestro organismo son la picazón de la nariz, los ojos llorosos, los estornudos, e irritación en la garganta. Si  bien es cierto que en los últimos años se han desarrollado vacunas y tratamientos completos para curar los síntomas, los alergólogos mantienen que la medida principal contra la alergia sigue siendo evitar (en la medida de lo posible) la sustancia a la que somos alérgicos.

Por ello, tal y como aconseja el Francisco Feo Brito de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic) es importante que cada uno conozca la sustancia o tipo de polen que le afecta y cuál es su época de polinización con el objetivo de detectar cuáles con las fechas de mayor riesgo, teniendo en cuenta, por supuesto, el área en el que resides y las zonas en las que realizas tus actividades cotidianas. Las nuevas tecnologías, además facilitan este proceso y puedes acudir a aplicaciones como AlertaPolen y AlergoAlarm para informarte así como  Polenes.com y el punto de información de aerobiologica de la UAB.

Más allá de la información, podemos seguir una serie de instrucciones que nos ayuden a prevenir o al menos retrasar la aparición de estos síntomas:

  • Trata de evitar las áreas de gran contaminación. Las plantas que crean alergia también padecen las consecuencias de la contaminación ambiental y su reacción natural suele ser liberar pólenes con mayor cantidad de proteínas alergénicas. Por ello, resulta necesario conocer el grado de contaminación de los lugares por los que te mueves y tratar de evitarlos.
  • Actividades al aire libre Aunque la primavera es una estación que nos permite salir del gimnasio y realizar actividades deportivas al aire libre, si padeces alergia es recomendable que evites los parques y las zonas ajardinadas para tratar de exponerte menos a sustancias alergénicas ya que la actividad física aumenta la cantidad de aire inhalado.
  • Los ojos son una parte de nuestro cuerpo que sufre los efectos de la alergia debido al contacto del polen con la conjuntiva, por ello, el uso de las gafas de sol nos ayudará a prevenir los síntomas oculares.
  • Evita que el polen entre en tu casa. Las plantas emiten polen de 5 a 10 de la mañana, y después pasa a capas superiores de la atmosfera entre las 17 y 20 horas de la tarde. Por ello, es aconsejable ventilar la casa en las horas centrales del día y mantenerlas cerradas el resto del tiempo. Además, pegarse una ducha y cambiarse de ropa al llegar a casa es una medida eficaz para evitar la filtración de los agentes alérgenos.
  • Los alergólogos aconsejan acudir a ellos para determinar la causa concreta de la alergia y estudiar cada caso de manera minuciosa y poder establecer tratamientos que prevengan la aparición de los síntomas. Otro método de prevención al que podemos recurrir es tomar probióticos. Según un reciente estudio publicado en la revista “American Journal of Clinical Nutrition” las personas que digieren estas bacterias “amigas” que habitan en nuestro intestino padecen menos síntomas adversos que las personas que no los toman.

 

¡Pasa una primavera sin los molestos síntomas de la alergia y disfruta de la estación de las flores que tanto alegra y anima nuestro espíritu!

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR