gripe-estomacal

04 ene ¿Cómo cuidar nuestro estómago tras los excesos navideños?

En Navidad son comunes las comilonas con nuestros familiares y amigos en las que tendemos a abusar de alimentos que no son los más saludables para nuestro organismo, e incluso solemos ingerir alguna copita de más.

Las combinaciones de estos alimentos  y el orden en que los ingerimos repercuten en nuestra digestión y pueden tener efectos adversos en nuestro bienestar digestivo. Los más leves suelen ser el reflujo o la acidez pero, en casos más graves podemos llegar a padecer estreñimiento o diarreas. Si a todo ello, le sumamos el intenso frío de los últimos días pueden aparecer diferentes dolencias como la gastroenteritis o la gripe estomacal.

La gastroenteritis o gripe estomacal  es una dolencia leve que suele manifestarse con síntomas como vómitos, calambres estomacales, nauseas, diarrea o, en algunos casos, fiebre. Este fenómeno sucede cuando las múltiples bacterias que habitan en nuestro sistema digestivo intestinal se desequilibran y son poblados por bacterias patógenas que causan ese malestar.

Para tratar de paliar los efectos de esta enfermedad debemos en primer lugar acudir a nuestro médico de cabecera y tratar de controlar los distintos síntomas.

Cuando experimentamos una fase en la que vomitamos todo lo que comemos, lo mejor es vomitar para expulsar el alimento que nos haya hecho mal. En estos casos, tomar alguna manzanilla o manzanilla con anís puede ser buena opción para vaciar el estómago del todo y ayudan a disminuir la inflamación y la acidez y permiten asentar el estómago reduciendo las náuseas.

Cuando padecemos una inflamación gastrointestinal derivada de un exceso de comidas, deberemos seguir las necesidades del cuerpo y ayudarle a limpiarse. Por ello, es importante que tratemos de evitar alimentos con efecto laxante como las naranjas, las ciruelas o el café. También el picante, los alimentos grasos o los dulces por su dificultad para digerirse.

Asimismo, es esencial que nos rehidratemos con líquidos con un poco de azúcar y sales minerales que contienen los sueros o las infusiones (menta poleo, manzanilla, etc).

Por último existen estudios que demuestran los beneficios de los probióticos en este tipo de dolencias.  Los probióticos son bacterias beneficiosas que habitan en nuestro organismo que ayudan al correcto desarrollo y funcionamiento de nuestro sistema gastrointestinal y refuerzan nuestro sistema inmunitario. Las cepas de probióticos utilizadas en el tratamiento de la gastroenteritis incluyen especies de Lactobacillus, Bifidobacterium y Saccharomyces boulardii.

La gama de probioticos ProFaes 4 es una gama de productos diseñados para mantener nuestra salud intestinal e inmunitaria. Estudios en el R.U. realizados en Cambridge, Sheffield y Swansea han demostrado que los probióticos Lab4 pueden ayudar a restaurar el equilibrio de la flora beneficiosa y mantener así la función intestinal e inmunitaria y la salud

¡Cuida tu microflora intestinal y huye de las dolencias típicas de esta época del año!

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR