probioticos-y-candidiasis

16 feb ¿Cómo me ayudan los probióticos si tengo candidiasis?

Disfrutar de una buena salud vaginal es fundamental para evitar problemas de comodidad, higiene y por supuesto de salud.  Al igual que en el intestino, en la  flora vaginal conviven microorganismos vivos que forman un ecosistema. Debido a distintos factores externos como una infección por hongo (candidiasis) puede verse desequilibrada esa población bacteriana y ser tomada por bacterias patógenas que dificultan la labor protectora de la flora vaginal.

La mayoría de las mujeres padecen candidiasis vaginal en algún momento de su vida a causa de un hongo llamado Candida Albicans, que suele encontrarse en cantidades mínimas dentro de la vagina, la boca, el intestino delgado y en la piel. Suelen mantenerse en equilibrio, sin embargo cuando su población aumenta puede presentarse una molesta candidiasis.

Esto puede deberse a varios factores:

  • Está tomando antibióticos para tratar otros tipos de infecciones, ya que los antibióticos pueden modificar el equilibrio normal de la población bacteriana de tu vagina.
  • Uso de productos de higiene que no respetan el PH.
  • Cuando estas embarazada, el alto nivel de la hormona estrógeno causa que tu vagina produzca más glucógeno, y esto a su vez facilita que los hongos candida
  • Aunque la candidiasis no se contagia por contacto sexual, es posible que la pareja pueda tener prurito y erupción tras un contacto con una vagina infectada.

Los principales síntomas de la candidiasis son un flujo vaginal anormal, que puede ser blanca, espesa y abundante; ardor y prurito, relaciones sexuales dolorosas, micción dolorosa y enrojecimiento e inflamación de la vulva.

Para tratar estas molestas infecciones, profesionales como el doctor Escoriza abogan por el triple tratamiento que consistiría en anti fúngicos, dieta baja en azúcares que ayuden a eliminar la infección y los probióticos. Aunque los probióticos no sirven como método para eliminar la infección, no cabe duda de que una vagina infectada y tratada por Candida va a recuperar mucho mejor su ecosistema de flora vaginal si los probióticos funcionan como adyuvante al tratamiento inicial.

Por lo tanto, poblar nuestra flora vaginal con bacterias beneficiosas como los probióticos es una buena forma de ayudar a que las bacterias patógenas como Candida Albicans minimicen su presencia en la población bacteriana de la vagina y prevenir posibles infecciones que nos hagan sufrir de más.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR