como-nos-afectan-los-probioticos

01 mar ¿Cómo nos afectan los antibióticos?

Cuando sentimos la garganta inflamada, un resfriado o alguna décima de fiebre lo primero que tendemos hacer es acudir a nuestro botiquín casero y encontrar algún medicamento para sentirnos mejor. Pues bien, este comportamiento es del todo equivocado, ya que el primer paso debería ser acudir en busca de consejo profesional con nuestro médico de cabecera para que nos prescriba el medicamento que más nos convenga en cada momento.

Mucha gente tiene la idea equivocada de que los antibióticos nos liberan de cualquier mal que podamos padecer. De hecho, existen una serie de mitos acerca el uso correcto de los antibióticos.

Los antibióticos sirven para combatir las infecciones producidas por bacterias patógenas y no son útiles para enfrentarse a virus que provocan dolencias como la gripe o el resfriado. Lamentablemente no existe fórmula mágica de superar estas afecciones, sino que sólo podemos combatir  síntomas como el dolor de cabeza con analgésicos, más allá sólo nos queda descansar y mantenernos en reposo hasta que los síntomas nos abandonen.

Las bacterias antibióticas disminuyen la población de bacterias patógenas de nuestro organismo y también son capaces de eliminarlas de una vez por todas y permitir que el sistema inmunitario cumpla con su función y finalice el  proceso de curación.

Otra de las creencias más extendidas es que los antibióticos pueden prevenir infecciones, pero tomarlos de forma preventiva no es una opción recomendable porqué solo nos servirá para que nuestro organismo se acostumbre a su presencia y nos volvamos aún más vulnerables ante agresiones externas que nos hagan caer enfermos.

Tomar antibióticos influye además en nuestro organismo. La población bacteriana que habita en nuestro intestino puede verse alterada por la acción de los antibióticos y modificar la proporción de bacterias consideradas beneficiosas y aumentar las que se consideran nocivas, lo que puede provocar la denominada diarrea por antibióticos. Los tipos de antibióticos que pueden causar diarrea son la clindamicina, la amplicilina, la amoxicila y las cefalosporinas y factores como la edad o una nutrición inadecuada pueden favorecer su aparición.

Para tratar de evitar y prevenir este molesto efecto secundario podemos ayudar a nuestro organismo repoblando el intestino con unas bacterias beneficiosas muy específicas conocidas como probióticos. Estas bacterias, además de evitar estos molestos síntomas, influyen en el sistema inmunológico intestinal es decir, ayudan a repoblar el intestino de bacterias beneficiosas para la salud y nos dan armas para enfrentarnos a otras bacterias perjudiciales que quieran colonizar nuestro organismo y así evitar infecciones o enfermedades.

pack-profaes-4-probioticos-adultos

La gama de probióticos ProFaes 4 con la tecnología Lab 4 en su presentación ProFaes 4 25MM contiene cuatro cepas de bacterias no patógenas y beneficiosas que aunque están presentes de manera natural en nuestro organismo, pueden ver reducida su concentración tras un tratamiento por antibióticos. Los estudios realizados en Reino Unido avalan sus efectos en la restauración de la microflora intestinal.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR