Cómo combatir la molesta y poco estética celulitis

18 may Cómo prevenir la molesta y poco estética celulitis

Con la llegada del verano, lucir cuerpazo en la playa es una de las cuestiones que preocupa al común de los mortales.  En la caso de las mujeres,  la temida celulitis es una de las cuestiones que más preocupa. Más del 80% de las mujeres tienen adipocitos. Ni siquiera las grandes estrellas como Beyoncé se libran de padecerla. En nuestro caso, la operación bikini no se limita a reducir peso si no que debemos atacar la flacidez y la piel de naranja.

La celulitis aparece debido a problemas o desequilibrios en el tejido conjuntivo y la grasa del cuerpo. Además, las hormonas, la dieta, el estilo de vida y la genética parece que tienen algún efecto en su aparición.

Existen tres tipos de celulitis, y dependiendo de qué tipo sea costará más o menos eliminarla.

– Blanda: La más habitual, al tacto la piel se nota blanda y se hunde fácilmente. Este tipo es el más superficial y suele manifestarse en piernas y glúteos. El sedentarismo o el aumento repentino de peso facilitan su aparición.

– Dolorosa: En este caso, la piel está más compacta, endurecida y es dolorosa. Los cambios de temperatura pueden hacer mella y la piel está en constante presión. Suele mostrarse en personas con sobrepeso cuando ya la celulitis lleva presente mucho tiempo y se han formado nódulos compactos

– Edematosa: Se trata de la celulitis que al tocar la zona se nota que hay edema.

En este sentido, os proponemos una serie de consejos y pautas para librar la batalla contra las células adiposas y mejorar su aspecto.

Como siempre solemos repetir el ejercicio físico es fundamental para lucir espectacular: el running, caminar, andar en bici o nadar son ejercicios que ayudan a perder peso pero, para combatir la piel de naranja son recomendables ejercicios como sentadillas y los abdominales hipopresivos.

saikualternativo.blogspot.com

saikualternativo.blogspot.com

 

El masaje y el frío en esta zona, también mejoran su aspecto al igual que los cosméticos efecto frío o los chorros de agua fría en muslos, piernas y glúteos Si además, masajeamos la zona de los muslos y glúteos cuando aplicamos la crema hidratante de uso diario o alguna loción anticelulítica mejorará la circulación sanguínea y el drenaje linfático.

El drenaje linfático manual consiste en realizar una serie de movimientos con nuestras manos que favorecen la circulación de la linfa, mejorando así cuadros edematosos, inflamaciones y retenciones de líquidos orgánicos. Estos masajes se realizan mediante movimientos muy suaves, lentos y repetitivos. El sistema linfático guarda gran relación con el sistema inmunológico, de manera que estos drenajes mejoran el estado general de salud y apoya a nuestras defensas.

esacan.com

esacan.com

Como siempre somos lo que comemos por lo que una dieta rica en proteínas ayuda a evitar la aparición de la piel de naranja. Por lo que trata de incluir en tus comidas frutas y verduras que contengan mucha agua y vitamina C para que ayuden a que tus tejidos mantengan su estructura y sinteticen adecuadamente el colágeno como son la piña, el kiwi, las fresas y el pomelo.

El café, tomándolo con moderación (no más de tres diarios) ayuda a drenar líquidos pero ¡ojo! El exceso de cafeína puede provocar deshidratación lo que deriva en la aparición de estas células adiposas allí donde menos quieres. Por lo que sustituirlo por té verde es una opción a considerar ya que, actúa como antioxidante mejorando la combustión de las grasas y evita la proliferación de los adipocitos.

Plántale cara a la incómoda y antiestética celulitis siguiendo estos sencillos consejos y luce tu cuerpo sin complejos este verano.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR