Oscars 2015

26 feb Elegancia, glamour y reivindicación en los Oscars 2015

El pasado domingo, 22 de febrero, tuvo lugar la 87ª edición de los Premios Oscars. La fiesta del cine no defraudó y dejó para el recuerdo no sólo unos looks impresionantes, sino momentos divertidos, emotivos y algo reivindicativos en una gala en la que enfermedades como el ELA o el Alzheimer tuvieron especial protagonismo.

Los tonos claros vuelven a inundar la alfombra roja

Basta echar un vistazo rápido a la alfombra roja del Dolby Theatre para darse cuenta de que, un año más, los colores claros y la pedrería fueron los grandes protagonistas.

Gwyneth Paltrow acaparó todas las miradas con un impresionante vestido rosa palo de Ralph&Russo. Acompañó el look con un falso recogido con marcada raya al lado y unos llamativos pendientes XL en color vino de Anna Hu.

El negro fue otro de los protagonistas de la noche, combinado con tonos claros o incluso con blanco, como en el look elegido por Reese Whiterspoon. La intérprete, nominada a mejor actriz por “Alma salvaje”, lució un elegante vestido palabra de honor blanco con dos franjas negras, en pecho y cintura, de Tom Ford. Unos preciosos pendientes de Tiffany&Co completaban su estilismo.

Impecable también la elección de Cate Blanchett, con un vestido columna negro de John Galiano para Maison Margiela sobre el que destacaba un collar XL de turquesas, aguamarinas y diamantes sobre platino también de Tiffany&Co. Para rematar el look, un recogido desenfadado que aportaba frescura a su rostro. Podéis probar a haceros uno parecido gracias a los tutoriales de la bloguera Seams for a Desire en la web Trendenciasbelleza.com.

Cate Blanchett | Gtres Online – Cordon Press – Getty Images

Cate Blanchett | Gtres Online – Cordon Press – Getty Images

Gwyneth Paltrow | Gtres Online – Cordon Press – Getty Images

Gwyneth Paltrow | Gtres Online – Cordon Press – Getty Images

Reese Whiterspoon | Gtres Online – Cordon Press – Getty Images

Reese Whiterspoon | Gtres Online – Cordon Press – Getty Images

 

Una radiante Julianne Moore recogió su galardón a mejor actriz por “Siempre Alice”  enfundada en un precioso vestido hecho a medida de Chanel, con más de 80.000 lentejuelas y 900 horas de trabajo detrás. Unas joyas de alta joyería de Chopard completaban un look de Oscar.

Mención aparte merece Meryl Streep, fiel a su estilo y muy elegante con un conjunto en blanco y negro de Lanvin con blazer negra y el pelo recogido hacia atrás. La actriz con más nominaciones en la historia de los Oscars (nada menos que 19, de las que se llevó tres), iba muy favorecida y perfectamente acorde a su edad.

Julianne Moore | Gtres Online - Cordon Press - Getty Images

Julianne Moore | Gtres Online – Cordon Press – Getty Images

Meryl Streep | Gtres Online - Cordon Press - Getty Images

Meryl Streep | Gtres Online – Cordon Press – Getty Images

 

Los chicos, por su parte, también tuvieron ocasión de dar una lección de estilo sobre la alfombra roja. Benedict Cumberbatch, nominado por su papel del matemático Alan Turing en “The Imitation Game”, derrochó elegancia con un esmoquin de chaqueta blanca y pajarita negra. No extraña que haya sido elegido, por segundo año consecutivo, el actor más sexy del mundo. También Michael Keaton, nominado a mejor actor por “Birdman” (sin duda, la gran triunfadora de la noche con cuatro estatuillas), supo sacarle provecho al infalible esmoquin, dándole un toque más juvenil con unas solapas más oscuras que el resto del traje. Como anécdota, comentar que Keaton protagonizó el momento “más triste” de la noche al ser cazado por las cámaras guardando un papelito que podría contener el discurso de agradecimiento, cuando supo que no había resultado ganador. Por lo menos se pudo consolar con el Oscar de Lego que recibieron todos los invitados.

Benedict Cumberbatch y Sophie Hunter | Gtres Online - Cordon Press - Getty Images

Benedict Cumberbatch y Sophie Hunter | Gtres Online – Cordon Press – Getty Images

Michael Keaton | Gtres Online - Cordon Press - Getty Images

Michael Keaton | Gtres Online – Cordon Press – Getty Images

 

Eddie Redmayne | Getty Images

Eddie Redmayne | Getty Images

Los otros protagonistas

No es posible hablar de los Oscars 2015 sin destacar el protagonismo simbólico que tuvieron enfermedades como el Alzheimer o el ELA en los discursos de los ganadores.

Julianne Moore interpreta en “Siempre Alice” a una mujer que, cuando está en el mejor momento de su vida personal y profesional, es diagnosticada con Alzheimer. Al subir al escenario a recoger su galardón, se mostró feliz de haber podido hablar de esta enfermedad y del impacto que produce en afectados y familiares desde la elegancia y la delicadeza.

Eddie Redmayne, ganador del premio al mejor actor por interpretar al genio Stephen Hawking en “La teoría del todo”, dedicó el galardón a “toda la gente que lucha contra el ELA en todo el mundo”, enfermedad que padece Hawking desde 1963.

 

 

 

Una gala elegantemente reivindicativa

Reese Whiterspoon | Instagram

Reese Whiterspoon | Instagram

Pero no todo son vestidos y peinados. La gala nos dejó también grandes momentos para recordar, como el discurso de Patricia Arquette al recoger el Oscar a mejor actriz secundaria por “Boyhood”, la cinta que Richard Linklater rodó durante doce años. Un alegato por la igualdad entre hombres y mujeres que fue muy aplaudido por compañeras de profesión como Meryl Streep y Jennifer López.

Los Oscars 2015 han supuesto también la consolidación del movimiento feminista #AskHerMore (Pregúntale a ella más), que promueve que los periodistas pregunten a las actrices algo más que las típicas “¿Qué vestido llevas?” o “¿Quién te ha maquillado?”. Una campaña iniciada por la actriz Amy Poehler en los Globos de Oro y a la que se han sumado mujeres como Reese Whiterspoon (quien, horas antes de la gala, colgó en su perfil de Instagram algunas preguntas más interesantes para inspirar a los reporteros), Cate Blanchett, Emma Stone, Lena Dunham, Shonda Rimes e, incluso, Hillary Clinton.

En este artículo podréis repasar algunos de los mejores momentos de los Oscars 2015.

Sin duda, los Oscars de este año dejaron un montón de momentos para el recuerdo, muchos de ellos protagonizados por el presentador de la gala, el actor Neil Patrick Harris. El debutante consiguió un arranque espectacular gracias a un espléndido número musical, si bien la intensidad fue disminuyendo. No es de extrañar, pues Harris tenía como antecedente la impresionante edición anterior, en la que Ellen DeGeneres consiguió unas cifras espectaculares: 43 millones de telespectadores en EE.UU. Algo difícil de superar.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR