Escapada de última hora a la costa portuguesa

23 ago Escapada de última hora a la costa portuguesa

El mes de agosto está a punto de finalizar y las vacaciones de verano están llegando a su fin. Aunque es más que posible que hayas disfrutado de unos días de descanso, una última escapada para desahogar la cabeza antes de volver a la rutina definitivamente.

Aprovechando tus últimos días libres quizá te interese hacer una pequeña escapada a la costa sur portuguesa, un auténtico paraíso natural en el que además, podrás disfrutar de bonitos días de playa y atardeceres de postal romántica. ¡Comencemos!

Comenzaremos nuestra ruta por el sur, e iremos subiendo poco a poco, aunque puedes realizar la ruta como a vosotros os parezca. Nosotros comenzaremos nuestra visita desde el concejo de Tavira donde pasaremos una divertida mañana en la playa. La playa de Isla de Tavira es una localización peculiar ya que se debe acceder desde un barquito que te lleve hasta esta espectacular lengua de arena ¡Una experiencia diferente para una escapada diferente! El barco cuesta 2€ de ida y vuelta y cuanta con un parking que suele estar bastante lleno, conviene llegar temprano.

Tras la jornada playera podéis optar por continuar la ruta u hospedaros en el camping que encontrareis a unos metros de la playa. Después de un día de relax en la playa es momento de conocer el enclave más a fondo y para ello, comenzaremos a buscar la célebre cueva ubicada en la cala de Benagil, una auténtica maravilla natural.

Tenéis varias opciones para acceder a la cueva. Por un lado, existen excursiones en barca de una hora de duración en las que además te dejan bañarte y te llevan a varias cuevas. Otra opción, es ir a tu bola y hacer la travesía en canoa, aunque no verás tantas cuevas. Por último, podéis llegar a ella nadando o haciendo snorkel, la cueva se encuentra a pocos metros de la playa y es una buena forma de visitarla. ¡No te pierdas esta maravilla de la naturaleza!

Si eres de los que se aburre rápido en la playa, puedes optar por moverte después de comer hacia otra playa cercana como la playa de Marinha. Un plan muy recomendable es esperar hasta el atardecer y disfrutar de todo el esplendor de la puesta de sol. Tras disfrutar de este bello paisaje podéis buscar hospedaje cerca y pasar la noche en Carvoeiro.

Como este viaje consiste en gran medida a disfrutar de jornadas playeras, el tercer lugar que os recomendamos es visitar las playas de Lagos. Es un enclave que habrás visto en multitud de ocasiones en fotos promocionales del Algarve portugués con cuevas, y zonas escarpadas de un intenso color naranja.

Una visita que no podéis perderos es la playa de Camilo, una playa pequeñita que está conectada a otra cala mediante un túnel de roca, impresionante ¿verdad?

Tras conocer algunas de las más espectaculares playas, nos acercaremos hasta Sagres, un pueblo especialmente recomendado para los amantes del surf ya que sus olas son perfectas para practicar este deporte.

Sagres es un pueblo tranquilo y relativamente aislado del bullicio propio del Algarve. Su principal atractivo es ser la punta de la península ibérica. Además, podemos encontrar una fortaleza al final del pueblo, un espectacular lugar desde donde divisar los espectaculares acantilados del Cabo de San Vicente.

Para culminar la jornada, puedes disfrutar de su calma comiendo tranquilamente en alguno de los restaurantes y terrazas que nos encontramos en la plaza central.

¡Exprime al máximo de tus vacaciones y disfruta de una corta escapada por el bello Algarve portugués!

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR