Islandia

18 ago Escapada del mes: Islandia

En los meses de verano suele gustarnos viajar para conocer otras culturas y formas de vida. Sin embargo, las altas temperaturas que imperan en la mitad del mundo pueden hacernos rechazar la idea simplemente por la pereza que nos surge al pensar que tendremos que soportar altas temperaturas. Además, otro inconveniente de visitar lugares calurosos y turísticos son las grandes aglomeraciones que se forman alrededor de monumentos o puntos de interés.

Por ello, en esta Escapada del Mes os proponemos un destino fuera un poco diferente en el que poder disfrutar de maravillas naturales y conocer la ancestral historia de un pueblo que fue colonizado por los vikingos en el siglo IX, ni más ni menos que Islandia.

Islandia conocida como la Isla de Hielo y Fuego, es uno de los mejores destinos del planeta además de ser un más que destacable destino repleto de aventura dónde la naturaleza más salvaje es representada por volcanes, coladas de lava, glaciares, acantilados y espectaculares cascadas.

Para poder hacernos a la idea del lugar, os proponemos realizar una corta aunque intensa ruta en la que el alquiler de un vehículo es indispensable por los puntos de interés más destacables de la isla aunque una visita completa y en profundidad debería tener una duración de unos 10 o 12 días.

La principal ventaja de viajar a un país nórdico en verano es que ¡no se hace de noche! Pudiendo recorrer la isla sin miedo a que la noche nos caiga encima.

Para comenzar a abrir boca, nos desplazaremos hasta el denominado Círculo Rojo, dónde se encuentra el Parque Nacional de Thingvellir un área en el que estuvo situado el parlamento islandés, el primero del mundo. En esta zona podemos disfrutar de fenómenos de la naturaleza como la catarata de Öxarárfoss; Flosagjá, una grieta llena de agua turquesa y la pequeña capilla. En el parque se separan las placas tectónicas americana y euroasiática.
A continuación visitamos los surtidores de agua naturales de Geysir. Más o menos cada diez minutos el geiser de Strokkur expulsa agua hirviendo a una altura de 25 metros.

 

Öxarárfoss

A unos casi 400 kilómetros encontramos el lago Jökulsárlón, el mayor lago glaciar del país, emplazamiento ideal para ver icebergs que se desprenden de la lengua del glaciar Breiðamerkurjökull. Esto hace de Jökulsárlón probablemente el lugar del mundo en el que es más sencillo acceder a un iceberg. Además, puedes disfrutar de animales como aves marinas y focas.

Jokulsarlon_lake,_Iceland

Desde aquí, nos trasladamos al norte para disfrutar de una bella y típica localidad pesquera de Islandia, Seydisfjördur. En el recorrido por carretera podrás deleitarte con sus bellos parajes e incluso, si tienes suerte tendrás la oportunidad de divisar renos.

Seyðisfjörður

Seydisfjördur es un pueblo de casitas de colores donde llegan los barcos provenientes de las Islas Feroe. Aquí podemos deleitarnos con las vistas a los fiordos orientales que lo sitúan en un paraje realmente hermoso para cualquier visitante.

En este tipo de travesía es importante equiparse de manera correcta para sacarle el mayor partido a esta escapada. Aunque las temperaturas veraniegas son agradables, debemos dotarnos de un buen abrigo y un cortavientos para resguardarnos del frío. Asimismo, es importante cubrir nuestra cabeza y nuestro cuello. Como la temperatura varía durante el día, lo más aconsejable es llevar capas de tejidos transpirables para que nuestro cuerpo regule su temperatura correctamente y evitar posibles enfriamientos y constipados.

La protección de nuestros ojos resulta esencial ya que, si vas a conducir por el territorio nevado previene los peligrosos deslumbramientos. En cuanto al calzado ¡Cálzate con unas buenas botas impermeables! preferiblemente de Gore-tex con buena suela para realizar cómodamente distintas caminatas.

Además del vestuario, es importante que protejamos nuestro organismo. El contraste de temperaturas y el cambio en nuestra alimentación puede trastocar nuestro equilibrio intestinal y generar afecciones como la más que conocida diarrea del viajero.

Por ello, es muy importante que ayudemos a que nuestro sistema intestinal esté preparado para enfrentarse a estos posibles contratiempos que pueden convertir nuestro viaje soñado en una auténtica pesadilla. En este sentido, dotarnos de complementos alimenticios que nos ayuden a prevenir estos desequilibrios es una opción que debemos considerar. Para ello, existen los probióticos que son bacterias beneficiosas que ayudan a que nuestra microflora intestinal pueda afrontar estos desequilibrios sin que notemos las consecuencias, además de, reforzar nuestro sistema inmunitario.

Dentro de la gama de probióticos Profaes4, está disponible ProFaes4 viajeros, el probiótico con Lab 4 diseñado para ayuda a mantener el equilibrio de la microflora intestinal en personas que viajan frecuentemente que además contiene una serie de nutrientes que facilitan la acción propia de estas beneficiosas baterías.

¡No te la juegues! Disfruta de este maravilloso viaje y no lamentes no haberte preparado con el esmero que requiere.

 

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR