mujer flora vaginal

20 oct Flora vaginal qué es y cómo cuidarla

La flora vaginal la forma la población bacteriana que habita de forma natural en la zona íntima de la mujer Estas bacterias tienen la importante función de protección en nuestra zona íntima ya que producen sustancias como el ácido láctico que mantienen el pH vaginal ácido evitando que micoorganismos patógenos puedan penetrar y causar infecciones.

Existen diversos factores como tratamientos anti fúngicos o a base de antibióticos, desajustes hormonales, practicar relaciones sexuales, infecciones de orina o una higiene íntima excesiva pueden causar molestias que pueden hacer que bacterias patógenas como la cándida pongan en peligro nuestro bienestar.

C  de nuestra microbiota intestinal es importante para evitar este tipo de infecciones, molestias o irritaciones. En este sentido, existen alimentos o suplementos alimenticios que pueden ayudarnos a fortalecer o restablecer el bienestar de tu flora intestinal.

Arándano rojo

Según un estudio publicado en la revista   International Journal of Molecular Science y realizado por la Universidad Autónoma de Madrid, el arandano rojo proveniente de América, Al ser una fuente de proantocianidinas tipo A (PAC) tiene la capacidad de inhibir la adherencia bacteriana al epitelio de las vías urinarias, es decir, ayuda a reducir la colonización de bacterias patógenas y así evitar infecciones de orina o cistitis.

El arandano rojo, por lo tanto, administrado en dosis adecuadas pueden impedir que las bacterias se adhieran a las paredes del tracto urinario y así pueden evitar su propagación.

Rutabaga

La rutabaga o nabicol es una raíz comestible que se originó en un cruce entre el repollo y el nabo. Estas raíces cultivadas en el norte de Europa y Norteamérica son ricas en antioxidantes lo que evita sufrir deficiencias en nuestro organismo y ayuda a reforzar nuestras defensas. Además es uno de los mejores antifúngicos naturales que existen.

Jengibre

Este ingrediente que tan de moda se ha puesto en los últimos tiempos por sus múltiples beneficios para nuestra salud, estimula la depuración natural del organismo y ayuda a eliminar toxinas. Asimismo, tiene una importante capacidad antinflamatoria y ayuda a reforzar el sistema inmunológico que puede resentirse por diferentes factores.

Probióticos

La flora vaginal se compone mayoritariamente por bacterias denominadas Lactobacilus que tienen una función protectora de la población bacteriana beneficiosa de nuestro organismo. Cuando su población se altera disminuye la población de lactobacilos que juegan un papel crucial como árbitros del ecosistema vaginal y nos protegen de infecciones  de  uropatógenos.

Por lo tanto, un ambiente   en Lactobacillus puede ayudar a gozar de una buena salud vaginal. En este sentido, las cepas probióticas como Lactobacillus gasseri, una de las especies más presentes en nuestro ecosistema vaginal, actúan estabilizando la composición de la flora bacteriana e incrementando la resistencia del organismo frente a elementos patógenos.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR