Dalt Vila (Ibiza)

27 ago Ibiza, magnífica isla más allá de la fiesta

Ibiza, el paraíso de las discotecas y los DJs más prestigiosos del planeta. Conocida por las macro fiestas que ofrece y el jolgorio y desenfreno que sugiere su oferta turística. No obstante, existe una maravillosa isla más allá de todo esto, un hermoso lugar que ofrece actividades de lo más variadas y unas oportunidades de relax que no pueden pasar desapercibidas.

Cala d´hort

Cala d´hort

Empecemos por la actividad principal que ofrece todo el archipiélago Balear. Sus hermosas playas y calas de aguas cristalinas, según algunos las mejores de Baleares. Ya que es una isla pequeña lo ideal sería recorrer toda la costa y visitar aquellas que nos conquisten más la mirada. Hay muchísimas, por lo que si tuviésemos que hacer una lista de las mejores nos volveríamos locos, ¡para gustos los colores! Vamos a sugerir estas cuatro que nos han parecido increíbles:

  • Cala d´Hort: Podría ser la más clásica de la isla. Se encuentra en Sant Josep de sa Talaia y es una playa tranquila con preciosas vistas. Su naturaleza es mágica y su arena clara y aguas cristalinas hacen que los atardeceres sean impresionantes. Además desde ella se ve el imponente islote de Es Vedrà, con sus casi 400 metros de altura.
  • Cala Xarraca: Es una cala larga con más piedra que arena y es ideal para hacer Snorkel. Es muy famosa entre los amantes del buceo porque posee las aguas más cristalinas. Sus fondos marinos son impresionantes.
  • Cala Saladeta: Este es uno de los rincones más buscados por los turistas que acuden a la llamada de este lugar. ¿Por qué? Porque en los días soleados sus aguas cristalinas y su ubicación hacen que sea lo más parecido a una piscina en el mar. Cómo consejo, en verano acudir a primera hora para evitar masividad y aglomeraciones.
  • La playa de Benirrás: Si como todas las demás ya es bonita por si sola, esta playa tiene además algo especial. En ella, Se puede disfrutar del más auténtico ambiente hippy, ya que se realiza la fiesta de los tambores. Se celebra las tardes de los domingos y es una auténtica pasada ver como bailan al son de la música con la maravillosa puesta de sol que ofrece este mágico lugar.

Nos vamos ahora con el turismo. Seguro que os asombráis de las oportunidades que tenemos también en este aspecto.

Dalt Vila

La ciudad amurallada de Dalt Vila es un destino obligado. Su belleza arquitectónica, sus antiguas calles empedradas y su tranquilidad lo hacen ser de lo más relajante. Vital para conocer la historia de esta isla. Cabe decir que sus paisajes cambian mucho de día y de noche por lo que verla en las dos situaciones sería recomendable. No os olvidéis de visitar su preciosa catedral.

Siguiendo con la cultura de la Isla blanca, no podemos olvidarnos de su herencia hippy. Existen diversas zonas donde podemos encontrarnos con este movimiento y sus famosos mercadillos. Y no son solo puestos lo que veremos, sino actuaciones en vivo y una gastronomía muy típica del lugar. Las Dalias es el mercado más famoso y seguro que es el sitio idóneo para comprar algún recuerdo.

También podemos encontrar cuevas en este sitio idílico e impregnarnos de su historia. Por un lado tenemos la cueva de Sen Fontanellés, donde podemos encontrar pinturas rupestres que se realizaron en la Edad de Bronce. También en la zona norte de la isla tenemos la Cueva de Can MarÇa, donde podemos encontrar una gran variedad de Estalactitas y estalagmitas. Esta última fue utilizada como escondite de contrabandistas y a día de hoy todavía se pueden ver las marcas en las paredes que les indicaban la salida de huida en caso de emergencia.

Y cómo no, también hay impresionantes cuevas marinas que decoran de manera espectacularlos acantilados de la costa ibicenca, o pequeños islotes como Ses Margalides que sólo pueden visitarse a bordo de algún vehículo marino, y siempre que no tengamos en mente poner pie a tierra. Una buena elección para estas excursiones marinas es el kayak, y de hecho se trata una de las actividades deportivas más populares en esta isla balear. Incluso se organizan excursiones para dar la vuelta a la isla entera, para los más valientes. A bordo de estas versátiles embarcaciones, y sin más propulsión que la de tus hombros, podrás disfrutar de la costa ibicenca desde una perspectiva diferente y sumergirte en plena naturaleza.

Creemos que ha quedado bastante claro que en Ibiza aparte de la abundante fiesta  se puede disfrutar lugares mágicos. El que quiera fiesta, la tiene; y el que no, tiene otras muchas opciones que no le defraudarán. Como hemos dicho antes, ¡para gustos, los colores!

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR