probióticos, enfermedad celíaca

28 abr La enfermedad celíaca y los probióticos

Una intolerancia alimentaria se produce cuando un alimento o nutriente concreto no es tolerado por nuestro organismo. Cada vez es más común el diagnostico de intolerancias alimentarias que pueden desembocar en problemas o enfermedades digestivas como la enfermedad celiaca.

La enfermedad celíaca suele manifestarse en edades tempranas en forma de malabsorción de los alimentos unido a diarreas crónica, vómitos, distensión abdominal, irritabilidad y apatía que suelen iniciarse cuando se introduce el gluten a la dieta de los niños y niñas. Sin embargo, la mayoría de los casos se diagnostican entre los 30 y los 50 años aproximadamente y suele afectar en mayor medida a las mujeres que a los hombres.

Se calcula que unas 500.000 personas, es decir, el 1% de la población padece la enfermedad celíaca, una afección que se refiere al deterioro del intestino delgado de base inmunológica que impide absorber adecuadamente nutrientes de alimentos que son beneficiosos para la salud.

Una persona con intolerancia al gluten, un grupo de proteínas que incluyen el trigo, el centeno y la cebada, si persiste en su consumo puede llegar a desarrollar la enfermedad celíaca ya que, la exposición al gluten desencadena una reacción en el sistema inmunológico que supondrá un ataque al intestino delgado que puede provocar una inflamación en la mucosa del intestino que daña el revestimiento  de las paredes y  atrofia las vellosidades intestinales.

La principal consecuencia de esta reacción es que las personas afectadas deberán seguir una dieta libre de gluten para impedir que siga dañando a su organismo. Si bien las causas de esta enfermedad no se conocen con exactitud, existen factores genéticos (HLA DQ2 y DQ8), inmunológicos y ambientales que están directamente involucrados en su desarrollo.

Ya en la edad adulta, en cambio, los adultos no manifiestan los síntomas comunes que antes mencionábamos en los peques si no que padecen síntomas digestivos atípicos como la flatulencia, pirosis, dolor abdominal recidivante e incluso síndrome del intestino irritable con predominio de diarrea. Asimismo, pueden desarrollar síntomas que poco tienen que ver con la digestión como la osteoporosis o la anemia ferropénica, lo que dificulta su diagnóstico en edades más avanzadas. Es por ello importante que tratemos de identificar esta dolencia durante la niñez y pueda tratarse lo más temprano posible.

En lo que a su tratamiento se refiere, la única práctica realmente eficaz es restirar totalmente el gluten de la dieta de manera estricta, ya que mejora la sintomatología y consigue recuperar la lesión producida en la mucosa del intestino en un alto número de casos.

Por lo tanto, la base de una dieta libre de gluten se constituye de alimentos naturales como los lácteos, los huevos, las carnes, el pescado, la fruta, las hortalizas y las legumbres; incluso, se puede optar por cereales sin gluten como el arroz o el maíz.

Sin embargo, llevar a raja tabla este tipo de dieta puede resultar complicado  sobre todo, cuando comemos fuera de casa, por lo que la ayuda de un  nutricionista que nos guíe nos servirá de gran ayuda a evitar tomar inadvertidamente productos con gluten.

Más allá de la dieta, un estudio examinó el efecto que tomar probióticos por vía oral podía tener beneficios en la salud en personas que han desarrollado o pueden desarrollar la enfermedad celiaca ya que, estas bacterias que componen nuestra flora intestinal pueden mejorar de forma efectiva la función de la barrera intestinal.

Por lo tanto, la suplementación por probióticos puede ser una opción interesante que considerar para las personas que padecen celiaquía ya que, aunque no existen indicios de que pueda llegar a revertir la enfermedad, mejora el funcionamiento gastrointestinal de aquellas personas que lo padecen.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR