Consejos para combatir las alergias en primavera

18 mar La primavera, la sangre altera

Se acerca la primavera, estación querida por unos, odiada por otros. Así, mientras la mayoría estamos ansiosos de disfrutar de los primeros rayos de sol y de la belleza de los almendros en flor, cada vez son más los que temen esos días en los que apenas pueden salir de casa y hacerlo es un suplicio de estornudos, ojos llorosos, picor nasal… Sí, estamos hablando de aquellas personas alérgicas al polen. ¿Qué pueden hacer para sobrellevar mejor esta temporada?

Consejos para combatir mejor las alergiasHabla con tu médico: Si es la primera vez que notas los síntomas de la alergia, acude sin falta a tu médico para determinar exactamente qué te produce esa reacción y poner en marcha el tratamiento más adecuado para ti. Si no es la primera vez, lo ideal es que acudas a la consulta para determinar si tu tratamiento habitual sigue siendo el más idóneo o necesita reajustarse. Es importante ser constante y cumplirlo.

Revisa tu dieta: Aunque la alimentación por sí sola no va a impedir que la alergia cause estragos, sí puede reducir la incidencia de los síntomas y ayudarte a sobrellevarlos mejor. Asegúrate de que en tu dieta no faltan verduras como la zanahoria, la calabaza o las espinacas, ricas en betacaroteno. La cebolla, el té y la uva negra son también buenas opciones para combatir las molestias gracias a la quercetina, mientras que las infusiones de manzanilla o melisa te ayudarán a abrir las vías respiratorias, y los zumos de naranja o manzana con miel son una buena opción para aliviar las molestias en la garganta. No olvides tampoco beber mucha agua, mejor mezclada con zumo de limón y una cucharada de clorofila

Evita las horas con mayor concentración de polen: Si realizas alguna actividad al aire libre, procura que no coincida con las horas que registran una mayor concentración de polen, esto es, entre las 5 y las 10 de la mañana y las 7 y las 10 de la tarde/noche. También los momentos previos a una tormenta aumentan su concentración de polen, por lo que es preferible quedarse en casa. Procura también no pasear cerca de parques o zonas ajardinadas.

En casa: Dúchate y cámbiate de ropa nada más llegar, para eliminar el polen que se haya podido adherir a tu pelo y ropa. Evitar tender las prendas en el exterior y, a la hora de realizar la limpieza del hogar, no pases la escoba, usa mejor la aspiradora o una bayeta húmeda. Es importante también ventilar correctamente y mantener las ventanas cerradas el resto del día. Si tienes jardín, procura que otra persona corte el césped y no te tumbes sobre él si tienes alergia al polen de gramíneas.

En la calle: Usa gafas de sol y, en los casos más extremos, mascarilla para proteger ojos y vías respiratorias. Si te mueves en coche, hazlo con la ventanilla subida e instala filtros para el polen en el aire acondicionado. Procura evitar circular en moto o bicicleta, al menos durante las horas con más concentración de polen.

Apóyate en los probióticos para prevenir alergias de tus hijos: Tal como recoge este artículo de ABC Salud, diversos estudios han demostrado que el consumo de probióticos durante el embarazo y el suministro de suplementos a los bebés en sus primeros seis meses de vida redujo en un 12% el riesgo de desarrollar alergias. De todas formas, antes de empezar a tomar probióticos durante el embarazo o suministrárselos a tu bebé, consúltalo con tu médico o pediatra.

Recuerda, la primavera es una estación bonita por lo que intenta disfrutarla… ¡a pesar de las molestas alergias!

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR