Piel en verano

29 jul Prepara tu piel para presumir de bronceado este verano

Cuando nos preparamos para irnos de vacaciones no sólo nos paramos a pensar en lo que metemos en la maleta si no que nos preparamos para disfrutar de las tan ansiadas vacaciones. La depilación o hacernos la manicura son algunos de los aspectos que solemos tener en cuenta pero, ¿Qué pasa con nuestra piel?

Al fin y al cabo es una parte de nuestro cuerpo que más sufre por la sobreexposición al sol y al agua del mar. En este sentido, os proponemos algunos cuidados que puedes realizar en tu casa para preparar tu piel para lucir perfecta este verano.

Para lucir una piel limpia, libre de impurezas y brillante nuestra piel requiere dos cuidados: exfoliación e hidratación.

exfoliación e hidratación

Generalmente, se recomienda exfoliar la piel una vez por semana, aunque muchos dejemos estos cuidados para el comienzo del verano. Te proponemos realizar un peeling natural para eliminar las células muertas y las impurezas que te permitan obtener un bonito y luminoso bronceado.

El peeling natural es una forma de exfoliación mediante gránulos que limpian la piel en profundidad que ayuda a renovar nuestra piel y a renovar el colágeno para tener su uniformidad., su frescura y su juventud, haciendo desaparecer manchas, arrugas, acné y cicatrices.

En primer lugar, debes tener en cuenta que no todos los tipos de piel son iguales y debes elegir el tratamiento que mejor se adapte a tus necesidades.

arena para peeling caseroExisten tres tipos de exfoliantes naturales que puedes utilizar en tu peeling natural como son la arena, la sal y el azúcar.

Si vas a ir a la playa antes de irte de vacaciones aprovecha la arena y después de un baño masajea tu piel con los granos de arena sobre tu piel húmeda. Dúchate después y encontrarás tu piel mucho más tersa.

Los granitos de sal también sirven para exfoliar tu piel, mézclalo con tu gel de ducha o con un yogur natural, agua y harina. Masajea el ungüento resultante y con suavidad y de manera circular sobre toda tu piel, deja que actúe unos minutos y acláralo con agua tibia. Sal para peeling casero

En el caso del azúcar puedes probar a mezclarlo con aceite de oliva y zumo de limón. Ten en cuenta que estos tratamientos debes realizarlos sobre la piel húmeda.

Por último, tras eliminar todo lo sobrante de tu piel debes hidratarla correctamente con tu crema hidratante. Además, puedes valerte de mascarillas corporales para reforzar dicha hidratación. Si quieres elaborar tu propia mascarilla hidratante puedes probar a aplicar una mezcla de miel y dejarla actuar durante 10 minutos

El tratamiento para la piel facial es diferente ya que la piel de esta zona es más sensible y requiere otros cuidados. Por ello en este caso, utilizaremos mascarillas faciales que resultan ideales para lucir una piel brillante y tersa.

¡Sigue estos sencillos consejos y luce una piel espectacular este verano!

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR