Probióticos y enfermedad de Crohn

22 nov Cómo pueden ayudar los probióticos en el tratamiento de la enfermedad de Crohn

Dentro de las patologías que engloban la Enfermedad Inflmatoria Intestinal (EII) caracterizadas por la  inflamación del tubo digestivo como la Enfermedad de Crohn son muchas las investigaciones que tratan de proporcionar más información sobre nuevas aplicaciones terapéuticas a través de probióticos y antifúngicos.

En un estudio realizado por investigadores de la Universidad Case Western Reserve en Cleveland (EEUU) sugieren que los hongos que habitan en nuestra microbiota intestinal pueden tener un papel clave en los trastornos crónicos de la inflamación intestinal. Estas investigaciones han evidenciado que las personas que padecen Enfermedad de Crohn suelen presentar una cantidad superior del hongo “Candida Tropicallis” en comparación con personas de su misma familia que no padecen ese trastorno.

La enfermedad de Crohn, es una enfermedad crónica que padecen aproximadamente 45.000 personas en España. El  tratamiento farmacológico incluye el uso de inmunodepresores y anticuerpos monoclonales, los denominados biológicos, no terminan de resultar efectivos en muchos de los pacientes.

Es por ello, que las nuevas evidencias pueden mostrar un futuro esperanzador en este campo.

En este estudio dirigido por Mahmoud A. Ghannoum la mayoría de las investigaciones que se han realizado se han centrado en los microorganismos vivos que habitan en nuestro tracto gastrointestinal omitiendo otro de los actores principales que compone nuestro microbioma: los hongos.

De hecho, este es el primer estudio que analiza conjuntamente tanto las bacterias (bacterioma) y la comunidad fúngica o (microbioma) que compone la tracto gastrointestinal en pacientes con enfermedad de Chron en comparación con sus familiares sanos.

Los resultados han mostrado que los pacientes con enfermedad de Crohn tienen un desequilibrio en la concentración de las especies bacterianas `Serratia marcescens´ y `Escherichia coli´ en comparación con la población bacteriana de sus familiares sanos.

En definitiva, los resultados obtenidos tratan de identificar la conexión entre las bacterias y los hongos que pueden combatir los síntomas inflamatorios en esta patología, lo que además han evidenciado la importancia de los distintos microorganismos que habitan en nuestro cuerpo en esta enfermedad. +

Diseño de nuevos tratamientos

Por lo tanto, el enfoque de estos potenciales tratamientos consistirían en la utilización de antifúngicos y probióticos específicamente diseñados para conseguir el equilibrio en las concentraciones de bacterias y hongos y así poder eliminar los biofilms de la placa digestiva.

En este sentido, los antifúngicos evitarían la profileración de hongos mientras que, los probióticos (suplementos alimenticios que contienen microorganismos vivos con actividad intestinal) ayudarían a restaurar y mantener el equilibrio de la denominada microbiota.

Por lo tanto, se abren nuevas opciones terapéuticas que ayudarían a los pacientes de enfermedades digestivas crónicas.

Estudio sobre el papel clave que Antifúngicos y probióticos en el desarrollo de tratamient de la enfermedad de Chron

http://ecodiario.eleconomista.es/salud/noticias/8657039/10/17/Antifungicos-y-probioticos-pueden-tener-papel-clave-en-el-desarrollo-de-tratamientos-para-la-enfermedad-de-Crohn.html

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR