hábitos_saludables_2018

21 dic Propósitos para 2018: 5 hábitos saludables que adquirir

El final del año siempre son fechas especiales, es momento de reflexionar y hacer balance de lo ocurrido durante a lo largo del año. Sin embargo, también es momento de fijarse nuevos objetivos y tratar de mejorar como personas.

Los propósitos que más comúnmente suelen repetirse en los primeros días del año, son aquellos relacionados con nuestra salud. Abandonar hábitos nocivos y adquirir otros más saludables suele ser la principal premisa de la mayoría de estos buenos deseos.

Si tú todavía no te has fijado los tuyos, os mostramos una serie de opciones que quizá os ayuden a elegir vuestros objetivos para el nuevo año:

  1. Dieta variada y equilibrada

Una de las primeras voluntades de vida saludable que solemos fijarnos es la premisa de bajar de peso. Muchas personas suelen empezar el año poniéndose a dieta y, en ocasiones optan por las denominadas “dietas milagro” que garantizan resultados inmediatos pero que a la larga puede tener efectos adversos.

En este sentido, es importante que haya cierta variedad de alimentos e ingredientes, incluyendo frutas, verduras y legumbres y reduciendo la cantidad de grasas saturadas que tanto perjudican nuestra salud. Conviene limitar el consumo de carnes y embutidos y optar por alternativas como el pescado azul que combate el estrés oxidativo de las células.

  1. Haz ejercicio

Otra de las ideas más extendidas es aquella de “este año me apunto al gimnasio”, cuando en realidad a los dos meses no suele cumplirse… y es que a veces tenemos la idea preconcebida de que para mantener un buen tono físico son necesarias sesiones de entrenamiento intensas y que requieren mucho sacrificio. Pues bien, también podemos tratar simplemente de huir del sedentarismo ¡nada de tardes sentada en el sofá o largas jornadas sin caminar! Trata de adquirir ciertos hábitos como subir y bajar escaleras en vez de utilizar el ascensor, caminar hasta el trabajo o simplemente bajarte en una estación anterior y hacer el recorrido a pie. ¡Notarás la diferencia!

  1. Controla el estrés

En esta sociedad de la autoexigencia, la mayoría vivimos con los nervios de punta. Por ello, es importante no dejarse llevar por el estrés y la ansiedad. Por ello, conviene que tratemos de prevenir el temido estrés. Intenta organizar mejor tu tiempo y relativizar las situaciones. Tómate el  trabajo de otra manera, aunque es muy importante tratar de rendir al máximo, no debe convertirse en tu única prioridad.

  1. Restaura tu microbiota intestinal

Cada vez son más los estudios que sugieren la importancia de la población bacteriana que habita en nuestro organismo. La microbiota o flora intestinal está formada por microorganimos vivos que tienen una acción directa en nuestra salud. Tener una microflora intestinal en buen estado ayuda a mantener el sistema inmunitario a buen ritmo y además ayuda a realizar correctamente los procesos metabólicos y digestivos. Por lo tanto, el cuidado de la flora intestinal es necesaria para evitar el debilitamiento de nuestras defensas y también evitar la aparición de enfermedades e infecciones que pueden alterar el buen funcionamiento del organismo.

  1. Actitud positiva: siempre

Ser positivo tiene muchos beneficios, sobre todo porque te provee de la energía emocional que necesitas para ser más efectivos en las metas que nos proponemos lograr. Una actitud positiva se te hará más fácil que continúes y no desistir en las metas que te fijes.

¡Da la bienvenida al nuevo año con una sonrisa! Estos sencillos hábitos te ayudarán a sentirte bien contigo mismo y te darán armas para continuar con tu día a día.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR