gafas de sol y verano

06 jul Protege tus ojos este verano

¿Sabías que el 65% de los adultos solo utiliza las gafas de sol como complemento de moda? Las gafas de sol no son solo un complemento más, protegen nuestros ojos de las radiaciones nocivas UV del sol y, por consiguiente, de los efectos negativos que conllevan. Los rayos del sol, especialmente los ultravioleta UVA y UVB, penetran en nuestros ojos y pueden dañarlos.

Hay efectos negativos que son inmediatos y no nos damos cuenta, como la fotoqueratitis, una enfermedad debida a una alta exposición a los rayos ultravioleta, que puede generar la aparición de pequeñas ulceras en la córnea. Hay otros efectos que son más a medio y largo plazo, como el pterigion, las cataratas y daños en la retina, producidos por la acumulación de horas de sol.

Ahora que se acerca el verano y nuestra exposición al sol es más fuerte y prolongada, nuestros ojos necesitan más proyección que el resto del año. Las playas y las piscinas son los lugares más asiduos y Visión y Vida recomienda que tengamos más cuidado, el agua refleja el 100% de los rayos UV, duplicando el impacto solar sobre los ojos. Asimismo, con el calor los ojos se deshidratan más y es muy importante mantenerlos hidratados mediante colirios  que pueden encontrarse fácilmente en farmacias y ópticas.

Ante esto, ¿cómo escogemos las gafas de sol? A diferentes condiciones necesitamos distintos filtros:

  • Filtro 0: Lentes muy claras, absorben hasta un 19% de rayos UV y se utilizan para interiores o cielos cubiertos.
  • Filtro 1: Lentes ligeramente coloreadas, absorben entre el 20 y el 56% de rayos UV y se recomiendan para ciudad con luz solar ligera.
  • Filtro 2: Lentes de coloración media, absorben entre el 57 y el 81% de rayos UV y son aconsejadas para una luminosidad solar media.
  • Filtro 3: Lentes oscuras, absorbenentre el 82 y el 92% de rayos UV y son una buena opción para playa, piscina y montaña (luminosidad solar fuerte).
  • Filtro 4: Lentes muy oscuras, absorben entre el 93 y el 99% de rayos UV y son la opción recomendada para una luminosidad solar extrema (esquí y alta montaña). No recomendadas para conducir.

 

Un factor importante a la hora de comprar unas gafas es su calidad; conviene comprarlas en sitios homologados y en lugares donde se pueda comprobar mediante un espectrómetro la cantidad de rayos UV que filtra el cristal. 1 de cada 7 adultos no asocia las graves enfermedades oculares con la exposición al  UV solar y cada año 3 millones de personas se quedan ciegas debido a los rayos UV. Esto se debe también porque el 63% de los adultos no utiliza sus gafas de sol en días nublados, a pesar de que los rayos se transmiten igualmente en estas condiciones meteorológicas.

En piscinas como playas, haga sol o nublado, cuidarse y protegerse los ojos es una prioridad en verano. Si nos preocupamos por ellos podremos reducir el riesgo de desarrollar problemas oculares que, en muchos casos, son irreparables. Mantenerlos hidratados y con una buena protección solar nos ayudará a obtener una prevención eficaz contra la aparición de dichas complicaciones y a sustentar una buena salud para nuestros ojos.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR