ProFaes4, salud cardiovascular

29 sep ¿Qué debes comer “pro” la salud de tu corazón?

¿Sabías que la principal causa de fallecimiento en nuestro país son las enfermedades cardiovasculares? Hoy, 29 de septiembre celebramos el Día Mundial del Corazón y por ello, vamos a poner el foco en el músculo más importante de nuestro cuerpo.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) este índice podría reducirse hasta en un 80% si estableciésemos algunos hábitos saludables como cuidar la alimentación y evitar el sedentarismo.  Pues sí, introducir pequeños hábitos como dejar de fumar, comer 5 piezas de fruta y verdura al día y realizar ejercicio durante 30 minutos cuatro días a la semana, podrían reducir 17.5 millones de fallecimientos prematuros cada año por problemas cardiovasculares. Si no hacemos por mejorar nuestra salud, se estima que para el año 2030 alcanzará los 23 millones muertes anuales.

Para evitarlo, te mostramos una serie de consejos para que empieces a pensar en pro la salud de tu corazón. Como bien dice el dicho, somos lo que comemos por lo que la alimentación juega un papel clave para mantener nuestro corazón en forma.

En primer lugar, resulta fundamental evitar comidas copiosas que contengan mucha sal cuando necesitamos cuidar nuestro corazón, es más, se recomienda consumir la mínima cantidad ya que su abuso puede alterar y aumentar nuestra presión arterial.

El consumo excesivo de sal puede provocar infartos puesto que la sal favorece la pérdida de elasticidad de las arterias dificultando su funcionamiento correcto. Por otro lado, el consumo desmesurado de azúcar también puede acarrear riesgos ya que el organismo no tiene la capacidad de recibir y asimilar tanta glucosa por lo que lo transforma en grasa.

Aunque las grasas son necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, deben consumirse con mesura y conviene decantarse por las más saludables y evitar así problemas metabólicos u obesidad. Las grasas saludables que podemos ingerir son aquellas de origen vegetal. Los lácteos (sin desnatar), el embutido, las salsas y las frituras en general son los productos que más problemas de corazón pueden causar por lo que conviene controlar su consumo.

Otro ingrediente que puede ayudarnos a mantener nuestra salud cardiovascular en un estado óptimo, son los ácidos grasos omega 3 que se encuentran en los pescados azules, el aguacate y los frutos secos que deberíamos ingerir al menos dos veces por semana. El omega 3 disminuye la coagulación de la sangre, controla los niveles de colesterol y presión arterial.

La forma de cocinar los alimentos también influye en su nivel nutritivo por lo que conviene cocinar al vapor, a la plancha y al horno. Cuando cocinamos al vapor los alimentos mantienen intactos sus nutrientes lo cual es realmente primordial para prevenir problemas de origen vascular.

Otra manera de prevenir el aumento de la tensión, las enfermedades cardiovasculares y los ataques al corazón es el consumo de fibra de forma regular.

¡Mejora tus hábitos alimenticios y mantén una dieta variada para tener tu corazón en buena forma!

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR