Escapada en la nieve

30 dic Qué llevar en la maleta para una escapada a esquiar

Con la entrada del invierno nos apresuramos a reservar nuestro viaje de esquí para las vacaciones navideñas, o cualquier otra escapada de finde improvisada. Si estás iniciándote en este estimulante deporte puede que tengas bastantes dudas sobre qué llevar en tu maleta. Olvidar algo importante nos puede fastidiar un poco el momento, por eso hemos pensado en hacerte un guión de imprescindibles para tu equipaje.

Comencemos con el atuendo. Puede ser un mono de esquí o, si no tienes, también puede servir un pantalón y una chaqueta impermeables para la montaña. Todas las prendas deben permitir una correcta impermeabilización y protección contra el viento.

Debajo del mono o la chaqueta y pantalón debemos vestir prendas que estén en contacto con el cuerpo y que sean transpirables. Se recomiendan unas buenas mallas y camiseta térmica. Encima de la camiseta térmica debes llevar un forro polar o sudadera adecuada al frío y la humedad.

Todas las prendas que acabamos de mencionar no deben ser ni demasiado pequeñas ni demasiado grandes, ni tampoco rígidas o cualquier característica que puedan limitarnos los movimientos al esquiar. Por eso es muy importante que todo sea de nuestra talla y nos encontremos 100% cómodos con ellas.

Elegiremos también calcetines especiales para la nieve, que suelen ser una mezcla de lana con materiales sintéticos como la licra, ya que secan mejor que el algodón. Llevad al menos dos, para no incomodar la jornada si unos se mojan.

Seguimos con el equipo de esquí. Son indispensables las botas de esquiar, los esquís y los bastones. Si no quieres viajar con tantos bultos o no los has comprado porque son tus primeras veces practicando este deporte, es mejor alquilarlos primero y comprarlos una vez sepamos que nos estamos aficionando.

Como complementos, debemos llevar gorro (y también recomendamos casco), guantes impermeables (y, si sois muy frioleros, otros finitos debajo) y unas buenas gafas de sol, si son de ventisca mucho mejor.

El neceser es otro importante punto a tocar, en el que no puede faltar una alta protección solar especial para la cara, otra hidratante para después del sol y un protector labial como la manteca de cacao, o el que te recomienden en la farmacia, ya que los labios serán los grandes sufridores. En la bolsa de aseo también es recomendable meter algún medicamento básico para el catarro, o paracetamol por si tenemos síntomas de enfriamiento. Al salir de casa y comer diferente, podemos sufrir alteraciones intestinales; por eso, algo que desde nuestro blog recomendamos es incluir también ProFaes4 Viajeros, el único probiótico con Lab4 que te ayuda cuando viajas, con aloe vera y jengibre.

Ten en cuenta llevar también una mochila para la llamada ropa après-esquí, para después de esquiar. Botas cómodas de montaña, gorro, bufanda, guantes normales, y ropa de paseo pero abrigada para salir a cenar, dar una vuelta o hacer todo lo que no sea propiamente esquiar. Si te interesa más esta parte, y eres más fan del estilismo en la nieve que del esquí, puedes navegar por este artículo especializado en moda en pistas de esquí .

Además, la bloggera Judith Bosch nos indica cómo empaquetar todo lo imprescindible en una maleta, con consejos y trucos para que quepa todo.

¡Feliz temporada de esquí!

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR