Cuidado con los cambios de temperatura

10 sep ¡Qué los cambios de temperatura no te pillen por sorpresa!

Septiembre ya está aquí y con él se acerca el temido otoño. ¿Por qué decimos temido? Por sus frecuentes cambios de temperatura y lo que ello supone para nuestro sistema inmunológico. Preciosa estación sin ninguna duda, pero con un clima completamente alocado. Hoy calor, mañana frío, al otro lluvia, y así sucesivamente.

Así pues, vamos a proponer unas pautas a seguir para mantener a raya esta meteorología cambiante y poder evitar ese resfriado que sin duda convertirá en un caos nuestras jornadas laborales.

En esta época la temperatura varía mucho entre la mañana y la noche  por lo que es muy importante llevar la ropa adecuada. ¡Qué el sol no nos engañe! a ciertas horas podrían rondar los 15 grados y no conviene ir solamente con una camiseta por mucho que por la tarde vaya a hacer calor. Lo ideal es llevar la ropa por capas, así podremos ponernos y quitárnosla a medida que tengamos calor o frío.

Con este tiempo loco el sistema inmunológico tiende a debilitarse, por lo que es aconsejable cuidar todo lo posible la alimentación y el descanso. Dormir 8 horas diarias y descansar en condiciones es la mejor forma de mantener el cuerpo sano. En cuanto a la alimentación, se recomienda consumir vitaminas y nutrientes para fortalecer el sistema inmunológico. Mucha fruta y verdura, sobre todo vitaminas A y C, que podemos encontrar en alimentos como los cítricos, las zanahorias, las espinacas o los tomates entre otros muchos.

La hidratación, como en todas las épocas del año, también es de vital importancia en esta estación, si queremos evitar posibles catarros. Beber agua ayuda a eliminar toxinas e impurezas que se generan en el organismo y además evita la sequedad de la garganta y con ello posibles infecciones que podrían generarse. Ciertas infusiones, como la de jengibre, el limón o la miel podrían ayudarnos a fortalecer la garganta.

Aunque parezca algo poco útil en este caso, llevar una higiene adecuada es muy importante para alejar el resfriado y para evitar contagios. Éste se contagia por el contacto o por el aire, por lo que una correcta higiene de manos es muy importante y además mantener los espacios bien ventilados también. Al primer síntoma de contagio, limpiarte bien la nariz sería una buena idea, ya que podría evitar que el mal fuese a más.

Cómo último consejo y por si se sigue usando el aire acondicionado en vuestro entorno, recordad que éstos producen un cambio de temperatura muy brusco y que además resecan demasiado el ambiente. Por ello, sería adecuado cubrirnos con un pañuelo la garganta para que esta no se irrite o inflame.

Con estos pequeños consejos seguro que podemos mantener a raya a estos resfriados a destiempo y que no nos arruinen el otoño. ¡Que ya llegará momento de pasar frío en invierno! Así que tomad nota, ¡y que los cambios de temperatura no nos pillen por sorpresa!

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR