Menú navideño para embarazadas

23 dic ¿Qué menú debo comer en Navidad si estoy embarazada?

La Navidad es tiempo de excesos, atracones y caprichos. Pero si estás embarazada, esperas algo mejor que eso. Unas fiestas cuidando tu alimentación merecen mucho la pena: éstas fiestas serán muy especiales, y las próximas muchísimo más. Por eso queremos ponértelo fácil recordándote lo que no puedes comer y facilitándote algunos menús acordes a ti y a toda la familia.

Primeramente, recordar que siempre debes seguir las recomendaciones médicas propias que te hayan prescrito según el tipo de embarazo que estés teniendo y tu estado de salud durante el embarazo, y que bajo ningún concepto puedes saltarte.

Si todo va con normalidad, recuerda lo que no debes comer:

  • Tienes que cuidar las verduras y carnes que no estén muy cocinadas, si no estás inmunizada contra la toxoplasmosis. Olvida los carpaccios y las carnes rojas.
  • Con respecto al pescado, nada de crudo y ahumados, ni marinados y preparados en vinagre.
  • El marisco no puede estar crudo, por ejemplo las almejas crudas o las ostras.
  • El jamón serrano, muy socorrido, únicamente se podría comer si es ibérico y curado, pues no transmite toxoplasmosis. Pero si no estás completamente segura de que cumple estas características, mejor evítalo. Y lo mismo con el resto de embutidos, excepto pavo y jamón york.
  • Los quesos, sólo los pasteurizados.
  • Los patés, mejor evitarlos completamente.
  • Y por supuesto, nada de alcohol. ¡Brinda con él, pero no tomes ni gota!

 

Y ahora vamos con menús concretos, que nos facilitan mucho la vida y nos dan ideas. Gracias a varias revistas especializadas en maternidad como Guía Infantil, El Embarazo, Crecer Feliz o Cocina Facilísimo os hemos seleccionado algunas recetas de entrantes, primeros platos, segundos platos y postres que podrás comer tanto tú como toda la familia. Sanas, especiales, nutritivas y con su toque navideño.

Entrantes:

 

Primeros platos:

 

Segundos platos:

 

Postres:

 

La buena noticia es que no todo es fruta. Se puede comer un poquito de dulce, sin pasarse, para que no te de envidia el resto de la familia, como un trozo de turrón o algún polvorón. También los hay sin azúcar, es otra opción, y podrás comer más cantidad.

El próximo año seréis uno más en la familia, pero el menú de tu bebé ya te lo sabrás de memoria. ¡Felices Fiestas y feliz maternidad!

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR