siesta-digestion

20 jul ¿Son buenas las siestas para la digestión?

Tumbarse en la hamaca después de una buena y refrescante comida resulta casi un lujo para el común de los mortales de las que únicamente podemos disfrutar los fines de semana y durante las vacaciones de verano pero, ¿son lo más adecuado para nuestra digestión?

Pues bien, se trata de un tema que crea controversia entre la comunidad científica que busca descubrir las ventajas y desventajas y algún que otro mito de esta extendida y placentera costumbre.

En primer lugar, debemos tener en cuenta que hay diferencias entre dormir y echar la siesta. Dormir significa aplazar el sueño durante algunas horas permitiéndole al cerebro y al cuerpo descansar y generar nuevas energías para afrontar el día siguiente. Al echar la siesta, sin embargo, se busca compensar al cerebro con un breve descanso para poder llevar a cabo el resto de actividades pendientes en nuestro día. Esto permite mejorar el rendimiento intelectual, la capacidad de concentración y, la reacción y atención. Para considerar un descanso como siesta debe ser menor a 30 minutos.

En este sentido los efectos en nuestro organismo, tanto positivos como negativos, para nuestro organismo tras dormir o echar una cabezada después de comer, son bastante diferentes. Echar una cabezada un rato después de comer (no es recomendable que se haga justo al terminar de comer) es una buena manera de reponer fuerzas y reducir el desgaste cerebral, no obstante, dormir durante horas ocasiona trastornos de calidad del sueño y efectos negativos en la digestión e incluso provocar insomnio.

De hecho, algunos médicos indican que resulta perjudicial para el estómago debido a que se retrasa el proceso digestivo y puede aparecer el molesto reflujo o el ardor. En caso de realizar comida compuesta principalmente por carbohidratos, requiere más esfuerzo para la digestión por lo que tomarse un pequeño descanso ayudaría a que el proceso digestivo se realizase con más tranquilidad y con mayor eficacia, este pequeño descanso consiste en sentirse cómodos y relajados, no dormidos, ya que dormirse ralentizaría la digestión.

La NASA es un organismo científico que alaba los beneficios de la siesta aunque precisa que no debe exceder de los 26 minutos. Este periodo de tranquilidad y descanso debe aprovecharse para descansar el cuerpo y la mente, por lo que se recomienda evitar dispositivos electrónicos como la tele, la radio o los smartphones que puedan atraer nuestra atención y distraernos.

Cuando echamos la siesta pueden ser algunos grupos de alimentos los que pueden causar reacciones en nuestro organismo, como pueden ser los carbohidratos o los alimentos con altos contenidos en grasa que desaceleran la digestión provocando un estado de alerta en el cuerpo y además, obligan al hígado a trabajar más en su labor de eliminación de toxinas.

No resulta para nada extraño darse cuenta que algunos alimentos pueden ser los causantes de diferentes reacciones en el organismo cuando se trata de tomar una siesta. Los carbohidratos por ejemplo inducen el sueño, mientras que otros pueden inducir un proceso digestivo más lento y un tanto más, provocar un estado de alerta en el cuerpo.

Por otro lado, si vamos a seguir con nuestra rutina de dormir después de comer, es recomendable que moderemos el consumo de alimentos que contengan fibra ya que es un nutriente de lenta digestión, aunque sus beneficios para nuestra salud son verdaderamente impresionantes, por lo que quizá fuera más conveniente renunciar a la siesta y seguir consumiendo fibra ya que tiene efectos saciantes.

Por lo tanto, no excedas tus siestas de los 26 minutos y trata de alimentarte lo más equilibradamente posible para favorecer una digestión saludable.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook
Sin comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR